Una costumbre muy extendida es la de perforar las oreja y colocar piercings, y si bien hoy se entiende puramente como una cuestión estética, sus orígenes se remontan al antiguo Egipto y las prácticas de elegancia y etiqueta de los faraones.  En algunas culturas la tradición de lucir joyas en las orejas era algo exclusivo de las mujeres, pero con el paso del tiempo los piercings se extendieron también a los hombres, y hoy son una marca de estilo y personalidad para personas sin importar su género.

Tipos de piercing en la oreja

Existen diferentes tendencias y estilos de piercings en las orejas, y también se pueden colocar en distintas zonas. 

Según su posición

En el lóbulo

piercing lobulo

Por ejemplo, los piercings en el lóbulo, una zona que duele bastante poco y es la más elegida para perforar. Inclusive a los bebés pequeños se les suele hacer la perforación muy de pequeños.

Helix

piercing helix

Esta parte de la oreja también se conoce como cartílago. Fue una verdadera trasgresión para la moda de finales de los años 90, y hoy ha vuelto a consagrarse como uno de los estilos más buscados. Para ir a la moda, los jóvenes utilizan la hélice delantera para lucir diferentes modelos de piercing.

Snug

piercing snug

Este es uno de los piercings más dolorosos, pero también muy vistoso. A la hora de realizarlo muchos hombres y mujeres traspasan el umbral del dolor. Al hacer directamente un traspaso del cartílago de un extremo al otro, es verdaderamente doloroso.

Tragus

piercing tragus

Trago es el nombre con el que se conoce a  la pequeña prominencia que hay en la zona frontal del lóbulo. Perforar esta zona se volvió muy popular en los últimos años. Es una perforación un tanto dolorosa y con una curación completa que lleva tiempo, pero a nivel estético es excelente porque facilita la colocación de aretes muy bellos y de diferentes tamaños.

Anti-tragus

piercing anti tragus

Esta tendencia, que empezó hace poco, consiste en perforar justo en frente del trago tradicional. Es un poco menos doloroso pero el efecto sigue siendo visualmente atractivo.

Rook

piercing rook

Una de las tendencias más populares en piercings a través de las redes sociales como Instagram. Consiste en perforar unos de los cartílagos interiores de la oreja, justo encima del trago, en el filo entre el interior y el exterior de la oreja. Puede resultar bastante doloroso.

Según la forma del Piercing

En esta parte analizaremos los diferentes tipos de piercings de acuerdo a la forma y los diseños que tienen. Otra excelente manera de tener ideas inspiradoras de cara a escoger el tipo de piercing que deseas colocarte en la oreja.

Industrial

piercing industrial

Los piercing de tipo industrial consisten en una barra de metal que atraviesa la orea en la zona superior y tiene un piercing en cada extremo. La sanación de estos piercings dura entre 6 y 12 meses, requiere una limpieza cuidadosa en los alrededores para que no se forme una costra pero es visualmente muy llamativo

Caracola o Conch

piercing conch caracola

Los piercings caracola se colocan justo en el centro de la zona exterior de la oreja. Una zona del cartílago denominada caracola, y pueden ubicarse tanto en la cara interna como en la cara externa, por eso hay dos variantes. Consta de un parte cóncava y de un aro. Es una apuesta muy vistosa y con numerosas alternativas

Orbital

piercing orbital

El piercing orbital es considerado, por algunos, como el más doloroso que existe. Se hacen dos perforaciones y se coloca en el medio un aro medicinal. Una vez cicatrizada, se cambia la joya por una sola que une las partes perforadas. La sanación tarda, de forma total, aproximadamente 9 meses.

Outer Conch

Piercing outer conch

Dejanos un comentario 😛